Un buffet de comida japonesa, delicia sin precedentes


Los buffets están marcando la tendencia a nivel mundial. Siempre son una idea totalmente factible y nos ayudarán a complementar nuestras fiestas de gran manera. Hoy en día el buffet cuenta con una infinidad de variantes y, prácticamente, cualquier persona está en la capacidad de hacerlos partiendo desde su creatividad. Claro está, y es que sin lugar a dudas el buffet de comida japonesa es uno de los más deliciosos que puedes hacer para cualquier tipo de celebración.

¿Cómo puedo hacer un buffet de comida japonesa?

Al principio puede que esta idea te resulte sumamente compleja pero es todo lo contrario. Muchas de las recetas de comida japonesa son sencillas de hacer y no requieren de un gran presupuesto. Lo primero que tienes que hacer es crear un menú que sea sencillo y que cuente con un buen sabor.

Habrán ciertos platillos que tendrán que aparecer en tu buffet sí o sí ya que sin estos puede que la comida quede un poco incompleta. Así pues, jamás deberán faltar en tu menú los siguientes platos:

- Lógicamente, como era de esperarse, tiene que haber una gran presencia del sushi. No tienes que contar con todas sus presentaciones; bastará con tener sushi tempurizado y Uramaki, el cual consiste en crear un rollito que contenga alga por dentro y arroz por fuera. Este tipo de sushi goza de gran popularidad debido a su sabor.

- Los rellenos del sushi pueden ser variados, escoge los que tienen más demanda entre los comensales como es el caso del sushi de cangrejo, salmón y atún.

- La sopa de Miso también es sumamente imprescindible. Es de fácil preparación, suele ser económica y su sabor es exquisito.


- El Ramen también tendrá que ser uno de tus principales protagonistas dentro del buffet. Esta sopa se prepara de formas muy diferentes en todo Japón pero siempre deberá contar con caldo de pescado, fideos chinos, salsa de soja, rebanadas de carne de cerdo, algas (nori), cebolleta y un huevo sancochado divido a la mitad.

- Otro platillo sencillo y que a todos encantará son los langostinos tempurizados con un poco de Wakame. Suena simple, es cierto, pero su sabor no tiene comparación.

- Como postre puede figurar el helado frito. Su preparación no tiene ningún tipo de complicación y sorprenderá a propios y extraños.

Disposición del buffet

Dedica varias mesas a los diferentes tipos de sushi, de esta manera evitarás todo tipo de saturación ya que este plato será el protagonista principal. El buffet podrías ponerlo como autoservicio aunque el área del helado frito podría contar con un cocinero que sirva las porciones de forma correcta. En cuanto a la cantidad de comida cada persona ingiere alrededor de 12 rollos de sushi y el plato de Ramen o Miso tendrá que ser te tamaño medio.