Qué tipo de buffet puedo colocar en el desayuno de mi restaurante


Hacer la elección correcta al momento de colocar el buffet propicio para el desayuno es una tarea que conlleva mucha atención y dedicación para que todo salga como estaba previsto. La clave principal de todo buffet en horas del desayuno consiste en aplicar una buena diversidad de alimentos que se complementen los unos a los otros.

De esta forma podrás atrapar a cada comensal y abarcarás todo los tipos de gustos; lo cual se traduce en satisfacer cada una de las demandas y expectativas. Generar una grata experiencia en el cliente; este debe ser tu objetivo.

¿Qué debo servir en el buffet del desayuno?

Como se comentó en un principio; la clave de un buen desayuno gira en torno a la diversidad de alimentos que presentes al consumidor. Así pues, la mejor manera de distribuir el desayuno es la siguiente:

- Lo primero que tendrás que tener a disposición del cliente en horas del desayuno es avena caliente. Esta siempre tendrá demanda entre las personas.

- Dispón de un espacio que esté dedicado exclusivamente a las frutas. Coloca frutas variadas y en buena cantidad, de esta manera las porciones tardarán en agotarse. Las frutas que no deben faltar son: papaya, melón, piña (siempre dulce), patilla, manzana, durazno, fresas, kiwi, moras, frambuesas y melocotones.

- En otra área colocarás huevos revueltos que puedan conservarse siempre calientes, omelettes, salchichas, diversos tipos de jamones y queso; entre estos jamás deberá faltar el queso mozzarella, amarillo, cheddar y queso en lonjas tipo americano.

- Dedica un espacio completo a todo lo que tiene que ver con las masas. Tendrás que disponer de una mesa que ofrezca al cliente: croissants rellenos de chocolate y sin ningún tipo de acompañante, panquecas, panecillos redondos, pan francés y tostadas. Justamente al lado de la mesa del pan coloca un apartado donde destaquen diversas mermeladas y mantequillas.

- Podrás reservar un área para el cereal; siempre hay personas que aman empezar el desayuno con algo sencillo.

- En cuanto a las bebidas será tu decisión colocarlas en dispensadores o a la carta. Siempre ofrece café, agua, zumo de naranja y té; ya sea caliente o helado.

¿Cómo distribuir la cantidad de comida exacta?

Para conocer las raciones que deben acompañar al buffet tienes que estudiar la demanda que tiene el restaurante. Si eres nuevo en el rubro todo dependerá de ensayo y error hasta determinar con exactitud la cantidad de comensales que recibes en la mañana y en base a ello sacar los cálculos para obtener una ración aproximada.

Lo que siempre deberás tener presente es que alimentos como los panes, huevos y mermeladas es mejor no consérvalos de un día a otro. Siempre es preciso ofrecerlos frescos al cliente, así mantendrán un buen sabor y el salto de calidad será notable.