Buffet rústico para fiestas vespertinas al aire libre


Cuando pensamos en un buffet típico para una fiesta  al aire libre siempre se nos viene a la cabeza comida muy delicada que necesita un gran proceso de cocción y preparación. Ciertamente, al elegir otro tipo de comida no quiere decir que estemos abandonando la buena presentación o que vayamos a ofrecer algo de menor calidad.

¿En qué consiste el buffet rústico?

En primer lugar, este tipo de comida resulta mucho más conveniente servirla en horas del día. De esta forma los alimentos irán mucho más acorde con la ocasión y el momento que se está viviendo.

Un buffet rústico se basa en servir comida que cuenta con una mayor presencia de carbohidratos y diversidad en carnes. Esto quiere decir que para llenar la mesa del buffet deberás tener con los siguientes platillos:

- Crear un espacio para las mini hamburguesas. Estas no deberán faltar, deben ser minis no por el hecho del ahorro económico. Una versión pequeña tiene dos ventajas muy importantes: podemos presentar una variedad mucho mayor (pollo, carne, cerdo, etc.), y además, nos permite mantener un buen aspecto en la presentación del platillo.

- Dedicar una mesa estrictamente para carnes asadas a la parrilla es una idea básica pero que agradará a cada uno de los invitados. Ten uno o varios espacios reservados para la presentación de la parrilla. Como sabrás esta cuenta con múltiples ingredientes. Siempre es recomendable acompañar a la carne de una buena ración de vegetales; ya sea papa, brócoli, cebollas, pimientos, etc.

- Dedicar un espacio al pescado. Aunque no tiene tantos adeptos como la carne siempre es una sabia decisión dejarle un sitio en la comida. Puedes poner varias presentaciones ya sea: coctel de mariscos, merluza asada, salmón con champiñones o, por qué no, las típicas y deliciosas “chips and fish”.

- Conjuntamente con las hamburguesas podrás colocar perros calientes que cuenten con diferentes tipos de salchicha. De esta forma le darás paso a la variedad y cada invitado podrás elegir lo que más le guste.

¿Qué podemos beber?

Debido a la hora en la que efectuarás la fiesta las bebidas tendrán que ser refrescantes y sencillas, no coloques cocteles que contengan diversos ingredientes. Podrás servir: cerveza, vino tinto para acompañar con la carne, caipirinhas, margaritas, pillas coladas, agua helada y sodas de diversos sabores (colócalas en dispensadores vistosos para que tengan una presentación adecuada).

Cantidad de comida a servir

Lo primero que debes entender es que es preferible que sobre y no que falte. De igual manera en las presentaciones “mini” las personas ingieren entre 4 y 5 bocados. La carne deberás distribuirla por peso, una persona promedio podría comer entre 300 y 400 gramos de carne. Saca las cuentas dependiendo del número de invitados que vayas a tener y las costumbres de estos al momento de compartir en la mesa.